con-mario-lavista-150Al ser el sobrino del compositor mexicano Raúl Lavista, el profesor Mario Lavista nació con la composición de música en su sangre. Sus composiciones abarcan una variedad de géneros incluyendo música de cámara, junto con composiciones para teatro, cine, televisión, varias obras orquestales y música vocal. Además de componer, también es un autor consumado.

Lavista nació en la Ciudad de México en 1943. Comenzó a estudiar piano cuando era un niño. Cuando trató de entrar en el Conservatorio Nacional de Música, fue rechazado debido de que su director pensó que sus manos eran demasiado pequeñas. No mucho después de este rechazo, se reunió con el artista famoso, Carlos Chávez, quien lo tomó como un estudiante. De Chávez, Lavista aprendió mucho más de piano. El músico también le dio lecciones básicas de armonía, contrapunto y análisis. También estudiaba en una clase de música bajo la dirección de Chávez, que era una parte del Conservatorio Nacional. Después de terminar sus estudios de composición, recibió una beca del gobierno francés para estudiar en París.

Después de regresar a México, Lavista se aventuró fuera de la música clásica tradicional. Lavista, Nicolás Echevarría, Fernando Baena y Juan Herrejón fundó un grupo de improvisación llamado Quanta. El grupo estaba interesado en la creación espontánea y la interpretación de la música. Al mismo tiempo Lavista también estaba fascinado por la música electrónica y trabajó en los estudios de música electrónica de en el Conservatorio Nacional en 1970 y en Japón desde 1970 a 1973.

En 1979, dirigió su mirada a los instrumentos más tradicionales y comenzó a colaborar con artistas como Marielena Arizpe (flautista), Bertram Turetzky (bajista), Leonora Saavedra (oboe) y El Cuarteto Latinoamericano (cuerdas), en las composiciones el Triptico, Anochecer, Marsias, y Reflejos de la Noche.

Con talentos en la composición y el periodismo, Lavista ha fundado dos revistas de música. Empezó a Talea en 1975 a la Universidad Nacional Autónoma de México. Menos de diez años más tarde empezó a Pauta, una de las revistas musicales más importantes de América Latina.

Profesor Lavista ha recibió numerosos premios incluyendo el premio Diosa de Plata de la Asociación de Periodistas y Críticos de Cine en 1978 en la categoría de la mejora música de película, una beca Guggenheim para su ópera Aura, y el Premio Nacional de las Artes y las Ciencias por el gobierno mexicano en 1991. También ha recibido la Medalla Mozart de la Embajada de Austria.

Además de componer y escribir, Mario Lavista es profesor logra que ha influenciado a músicos y compositores en ciernes en los Estados Unidos y México. Ha sido profesor en el Conservatorio Nacional de la Ciudad de México, la Universidad de Chicago, la Universidad Cornell, la Universidad de California en San Diego, y muchas otras. Mario Lavista es sin duda uno de los artistas modernos de México que continuará tener una grande influencia en la música clásica al futuro.